Exploramos aplicaciones de éxito en robótica industrial y automatización de procesos

Exploramos aplicaciones de éxito en robótica industrial y automatización de procesos

Escrito por Grupo Oesía, 15 abril, 2021

Grupo Oesía ha impulsado esta segunda jornada del ciclo “Pensando en el futuro” organizada con el Círculo de Empresarios de la Galicia como foro de debate empresarial.

Vigo, 14.04.2021 Tras el éxito del primer TechForum Oesía sobre sostenibilidad empresarial, este 14 de abril se celebró una segunda sesión centrada en las tecnologías de vanguardia y la Industria 4.0, en la que se han destacado casos de éxito reales en la aplicación de la robótica industrial. Grupo Oesía ha impulsado estas jornadas organizadas por el Círculo de Empresarios de Galicia que se enmarcan dentro del ciclo “Pensando en el futuro”.

La sesión, que se ha celebrado de manera presencial y se ha retransmitido vía streaming, ha contado con más de 160 inscritos y una apertura sorprendente a cargo de un robot presentador que ha introducido la sesión.

María Borras, del Círculo de Empresarios de Galicia, ha agradecido a las empresas participantes su asistencia a esta jornada cuyo debate nace de la necesidad de reactivar la economía tras la crisis producida por la COVID-19, la cual pasa por el desarrollo de nuevos modelos industriales más productivos y eficaces, donde la automatización es uno de los pilares de la consolidación de la Industria 4.0.

Por su parte, Manolo Pena, KAM de Industria y Banca de Grupo Oesía, ha continuado con la presentación de la jornada destacando que la compañía tecnológica comenzó a trabajar en robotización hace más de 15 años, cuando era un campo nada habitual. “A día de hoy seguimos trabajando con nuestros clientes en la automatización, gestión y ayuda de procesos, además de en el diseño y desarrollo de software”, señaló.

¿Cómo afecta la robotización a las fábricas y a los puestos de trabajo?

Óscar Rodríguez, experto en Robótica Industrial y Colaborativa, ha moderado la jornada que ha contado con dos mesas de debate. La primera ha contado con la presencia de Nacho Armesto, profesor de Enxeneria de sistemas e automática de la Universidad de Vigo; Víctor Alonso, responsable del Departamento de Procesos y Fábrica del Centro Tecnológico de la Automoción de Galicia (CTAG); Antía Fernández, codirectora de sistemas inteligentes de Gradiant; y Félix Vidal, responsable de la unidad de robótica y control de Aimen.

Nacho Armesto ha hablado de las ventajas de la robótica, “una de las tecnologías más complejas que hay”, indicando que “lleva 60 años con nosotros pero lo que ha ocurrido ahora es que ha surgido la robótica colaborativa”. “Cuando robotizamos el conocimiento pasa a ser parte tecnológica de la empresa y es algo que la empresa no va a perder, a diferencia de si ese conocimiento lo posee un empleado, por eso es algo que genera mucho valor para la empresa”, ha explicado.

Sobre los desafíos en la digitalización encaminada a la fabricación de grandes piezas, llamada fabricación cero defectos, se ha encargado Félix Vidal: “este proceso actualmente es complejo y muy preciso, demanda mucho tiempo y la parte de ingeniería y diseño implica readaptar continuamente, por eso, para hacer piezas buenas a la primera la inteligencia artificial es crucial”.

Víctor Alonso ha hablado sobre los modelos producción “interflexible”, es decir, aquellos que permiten la personalización del producto y mejoran la sostenibilidad, y ha defendido que los robots sustituyen a las personas en las tareas más peligrosas, pero que se siguen necesitando las habilidades del ser humano. “Hay que buscar un escenario de colaboración en el que nadie se sienta intimidado y en el que la legislación adapte sus normas”, ha asegurado.

Por último, Antía Fernández ha insistido en que el punto inicial para una empresa es saber para qué necesita un sistema de inteligencia artificial, para así poder crear un algoritmo que le ayude en la toma de decisiones. “Llevamos muchos años proveyendo datos a la industria y todavía no es del todo autónomo porque hay un punto en el algoritmo en el que el operario tiene que darle una validación final, es decir, no se ha llegado al punto en el que el algoritmo tome la decisión final”, ha explicado.

Una segunda mesa de debate centrada en la digitalización

Tras esta primera mesa de debate centrada en la robotización de las industrias y en si los algoritmos disminuyen la mano de obra, se ha dado paso a la segunda parte de la sesión más centrada en la digitalización, la cual ha contado con Edgar Tormos, Manager Global Solutions en Auraquantic; Daniel Prieto, socio fundador de Norlean; y Carlos González Jardón, IT governance director de Abanca.

Edgar Tormos ha comenzado hablando de la digitalización de los procesos y sobre soluciones que trabajan como un único proceso centralizado que haga más fácil la toma de decisiones. ”Algunas de las ventajas de la hiperautomatización en la que trabajamos son la flexibilidad, la optimización, el ahorro, la facilidad de uso con resultados rápidos y la generación de aplicaciones personalizadas”, ha señalado.

Por su parte, Daniel Prieto ha indicado que “necesitamos tecnología que nos ayude a tomar decisiones de una manera más rápida”.  “Hemos observado un cambio: antes teníamos fórmulas que creaban datos, pero ahora esos datos crean reglas y tenemos que aprenderlas y, para ello, la tecnología nos tiene que ayudar”, ha explicado el experto en gemelos digitales.

Carlos G. Jardón ha hablado de estos procesos de automatización dentro del sector bancario, lo que permite acelerar los procesos de toma de decisiones. “La tecnología nos descarga de tareas repetitivas disminuyendo la tasa de error. Gracias a ella conseguimos, por ejemplo, que el 99% de las solicitudes de avales se abonen al día siguiente, algo que de otra manera no sería posible porque necesitaríamos a muchas personas”, ha finalizado, señalando que la seguridad es un factor fundamental en todo este proceso.

Precisamente la tercera y última jornada de este ciclo, que se celebrará el próximo 26 de mayo, estará centrada en la Ciberseguridad.

  • Momento de la apertura realizada por un robot presentador. Detrás Óscar Rodríguez, Manolo Pena y María Borras