insights

10 tips para liderar equipos híbridos de alto rendimiento

En el entorno laboral actual, provocado por la irrupción del trabajo remoto, la conexión con el equipo se torna más crucial que nunca. Al analizar con detenimiento el comportamiento de los equipos de alto rendimiento, hemos observado que gran parte del éxito está en la gestión realizada por el propio líder.

Si como líder quieres convertir a tu equipo, en el entorno actual de trabajo híbrido, en un equipo de alto rendimiento sigue los siguientes consejos:

1. Da energía al equipo mediante acciones que permitan aumentar la comunicación abierta con los colaboradores. Esto fortalece los vínculos entre la empresa y el profesional, fundamental cuando se trabaja a distancia.

2. Empodera a tus profesionales, mediante la incentivación de la “co-rresponsabilidad” profesional y genera espacios de libertad que permitan una autogestión de la misma. Olvida el control, apuesta por el mentoring y fomenta la confianza en ellos; hará que se sientan valorados y motivados.

3. Organiza al equipo de una manera clara y transparente.  Define qué se puede realizar en remoto y qué presencial, utilizando la transparencia absoluta para establecer una credibilidad en las acciones que se lleven a cabo. Trata de ser asertivo en las diferentes actividades.

4. Fija y mantén la dirección. Define instrucciones claras para que los distintos departamentos persigan objetivos comunes y alcancen los mismos. En el ámbito de los equipos híbridos, el modelo debe orientarse al cumplimiento de objetivos como medio para establecer un compromiso entre el gestor del equipo y el equipo. Facilita el empoderamiento y la confianza mutua.

5. Respeta el tiempo de todos. Realiza reuniones productivas evitando divagaciones, interrupciones y retrasos, acompañadas de un patrón calendarizado, organizado y conocido por todos los miembros del equipo. Al distribuir las cargas de trabajo, trata de marcar objetivos alcanzables en tiempos óptimos.

No hay texto alternativo para esta imagen

6. Establece un modelo de colaboración ágil que permita tanto al responsable como el resto del equipo poder adaptar la forma de trabajo a las condiciones del proyecto. Apuesta por la flexibilidad e inmediatez en la respuesta para adecuar el proyecto y su desarrollo a las circunstancias específicas del entorno.

7. Detecta las necesidades del profesional en remoto, tanto para necesidades emocionales como fácticas. Aprovecha las posibilidades que permiten las herramientas digitales y las virtudes del trabajo presencial.

8. Genera confianza en el equipo de tal forma que potencies la cooperación y el compromiso mutuo, para hacer que el trabajo sea impulsado por el propósito. El propósito importa más que nunca y la manera de ayudar a los empleados a redescubrir el propósito de su trabajo es hacer que cada tarea y proyecto se dirijan a la misión.

9. Desarrolla relaciones de colaboración que permitan generar compromiso, no controles a través de una dirección por resultados sino a través de un feedback preciso, oportuno y frecuente.

10. Escucha activamente mediante la confianza. Es imprescindible escuchar las necesidades de todos los empleados y ayudarles cuando lo necesiten, con el objetivo de que se sientan integrados y cómodos en el entorno laboral. En un entorno del trabajo híbrido, la distancia no debe llevar a la falta de confianza, por tanto, se debe hacer un esfuerzo en este sentido.

No hay texto alternativo para esta imagen

Adaptarse eficientemente a un entorno cambiante, transformando los desafíos en oportunidades, es el camino más corto para alcanzar la excelencia en la gestión de equipos. Aprovecha estos 10 tips y pon manos a la obra.

Javier Merino, director de Talento